University of FloridaSolutions for Your Life

Download PDF
Publication #AN275

El Caballo Pura Raza Española1

María L. Mandina y Jorge R. Rey2

Introducción

El caballo Pura Raza Española (P.R.E), conocido también como el Andaluz, es de una elegante raza con ascendencias que se extienden miles de años en el pasado a la región de Andalucía de la Península Ibérica (Cuadro 1). Estos animales desarrollaron gran agilidad, fortaleza, y belleza al lidiar con el terreno escabroso y los animales salvajes, incluyendo toros fieros, de la región.

Figure 1. 

Mapa de España destacando la región de Andalucía. Crédito: Jorge Rey, UF/IFAS


[Click thumbnail to enlarge.]

Breve Historia

Antes de que los griegos y los fenicios llegaran a la Península Ibérica, antepasados de los que hoy conocemos como caballos Pura Raza Española, deambulaban por los pantanos y otros terrenos de Andalucía. Debido en parte a su antigüedad, el origen exacto de estos animales no se conoce plenamente. Algunos expertos consideran que la P.R.E. es una raza Ibérica pura y nativa, mientras que otros especulan que la raza es el resultado de cruces entre caballos nativos y caballos traídos por los bereberes del norte de África durante la conquista Árabe (véase a continuación).

En el año 206 A.C. Cartago abandonó a España, y los romanos extendieron su dominio al país. El arte romano de esos tiempos resalta la belleza e importancia de estos caballos en sinnúmero de azulejos, pinturas, y esculturas. El Imperio Romano mantuvo control sobre España por muchos siglos, pero se desmoronó ante los godos de Europa central en el siglo VI D.C. Los godos trajeron sus propios caballos de sangre-fría (caballos pesados o de tiro) pero en poco tiempo cambiaron su preferencia al más hábil Andaluz. Uno de los historiadores más famosos de esos tiempos, San Isidoro de Sevilla declaró que los caballos españoles eran “los mejores del mundo.”

Musulmanes africanos invadieron y conquistaron la mayoría de España en el siglo VIII. Contrario a especulaciones populares, no es probable que el linaje Andaluz fuera contaminado con genes árabes/berberiscos durante este periodo ya que la ocupante población árabe fue muy pequeña en comparación con la población nativa existente (Chejne 1980), y los invasores trajeron muy pocos caballos (Forbis 1976). Además, evidencia genética obtenida recientemente no apoya la teoría de que hubo mayor flujo de genes entre las estirpes ibéricas y africanas (Royo y colls. 2005).

Para el siglo XIII, la influencia musulmana en España era mínima, y la Península Ibérica fue finalmente reunida bajo una corona española con la toma de Granada en 1492. La reconquista de España, y la extensión del Imperio Español al Nuevo Mundo dependieron en alto grado de los caballos españoles. Bernal Díaz del Castillo, cronista de Hernán Cortés declaró: “Después de Dios, debemos estas tierras a nuestros caballos.” Durante la Edad Media, monjes Cartujanos empezaron a criar caballos Andaluces, y fervientemente cuidaron la pureza de su linaje. Un gran número de los Pura Raza Española de hoy en día descienden de estos caballos Cartujanos.

El caballo Pura Raza Española ha sido una valiosa posesión de los europeos por muchísimo tiempo, y los P.R.E. han sido exportados y cruzados con muchas razas extranjeras con intención de transferir algunas de las codiciadas características del caballo Andaluz. Monarcas franceses, desde Francisco I hasta Luis XVI, fueron retratados en caballos españoles. Similarmente, desde el siglo XI, miembros de la realeza inglesa tales como Guillermo el Bastardo, Ricardo Corazón de León, y Enrique VIII fueron frecuentemente representados montando caballos españoles. Por mucho tiempo el caballo español fue la montura preferida de la realeza europea y por lo tanto se ha considerado ser el caballo real de Europa a través de la historia.

Características de la Raza

Estos caballos desarrollaron un fuerte y arqueado cuello, y un cuerpo proporcionado y robusto (Cuadro 2) ya que tenían que luchar para sobrevivir y pastaban en terrenos peñascosos. Las extremidades traseras están bien situadas bajo el tronco con fuerte y flexible garrón lo cual les imparte habilidad natural para la reunión.

Figure 2. 

El Pura Raza Española tiene un cuello arqueado y un perfil convexo o recto (Triunfador XXIV – Hacienda del Sol Andalusians). Crédito: Bob Langrish


[Click thumbnail to enlarge.]

Aunque el caballo Andaluz es de constitución robusta, es un animal extremadamente elegante. Mide de 15.2 a 16.2 manos de altura (una mano mide 4 pulgadas o 10.14 centímetros). El color más común es el tordo, pero hoy en día frecuentemente ocurren varios colores diferentes (Cuadro 3). Por muchos años solo se admitían caballos de color pardo o tordo para la crianza, pero con el tiempo se admitieron otros colores tales como ruano, bayo, castaño, y negro.

Figure 3. 

El tordo es el color más común, pero muchos colores son aceptables (en sentido horario: TriunfadorXXIV, Orgullosa CXLVI, Liviana X). Crédito: Leonardo Mandina y Bob Langrish


[Click thumbnail to enlarge.]

La cabeza es de longitud media, rectangular y enjuta. El perfil del caballo español es convexo o recto con amplia frente y con orejas bien insertadas lo que permite amplio rango de movimiento. Las orejas son pequeñas, rectas, con puntas redondeadas y con un grueso y sedoso mechón entre ellas. Los ojos son ovalados, vivos, y de mirada despierta con arcadas orbitarias poco aparentes. Muy infrecuentemente se nota el blanco de los ojos del caballo español. La cara es relativamente larga y moderadamente estrecha, más hacia el hocico (Cuadro 4).

Figure 4. 

La cara es relativamente larga y moderadamente estrecha, más hacia el hocico. Crédito: Bob Langrish


[Click thumbnail to enlarge.]

El pecho es amplio y profundo y el cuello es razonablemente largo, arqueado, musculado, y elegante. La crin es gruesa, larga y sedosa, seguida por cruz con buena definición, y corta espalda. La grupa es de tamaño medio y forma redondeada, y las ancas anchas y robustas (Cuadro 5). La cola de nacimiento bajo y sobrellevada junto al cuerpo.

Figure 5. 

La grupa es de tamaño medio y forma redondeada, y las ancas anchas y robustas (Orgullosa CXLVI – Hacienda del Sol Andalusians). Crédito: Bob Langrish


[Click thumbnail to enlarge.]

Influencia sobre Otras Razas

Debido al carácter multinacional de muchas de las familias reales de Europa, el P.R.E. ha sido cruzado con muchos otros caballos europeos, lo cual afectó a muchas razas incluyendo a las Groningen, Napolitana, y Kladruber. El desarrollo del Pura Sangre Inglés fue también influenciado por caballos españoles importados por monarcas británicos durante los siglos XV y XVI. Alfonso el Magnánimo introdujo el caballo español a Italia en 1455. Después de que Andaluces fueron exportados a Suecia, Hungría, Dinamarca, Bohemia y Holanda, linajes españoles originaron el Lipizzano en 1580. Debido a que el Andaluz se usó en competencias de doma clásica en Alemania, la raza también influenció a muchas razas alemanas incluyendo la Holstein, Frisón Oriental, y Oldenburg y a algunas razas danesas y holandesas como la Frison y la Knabstrup. La raza mexicana Azteca fue el resultado de cruces entre caballos andaluces, caballos Cuarto de Milla Americano, y Criollos.

Usos y Estado Actual de la Raza

Debido a que los andaluces eran magníficos caballos bélicos, muchos murieron en las guerras. La conquista de Nuevo Mundo, las guerras con Inglaterra y Holanda, y las guerras Napoleónicas fueron catastróficas para los Andaluces. Estos eventos, en conjunto con una epidemia en 1832, y conflictos internos en España, llevaran a la raza al canto de la extinción a principios del siglo XX.

En razón a la crítica situación, se prohibió la exportación de Andaluces fuera de España sin permiso oficial de la corona para dar oportunidad a re-establecer los programas de cría en España. Desde entonces, la raza se ha recuperado, y la exportación libre se reanudó en 1962. Actualmente hay aproximadamente 175,000 animales matriculados en la Asociación Nacional Española de Criadores de Caballos Pura Raza Española (ANCCE).

Linajes de los caballos P.R.E. se han preservado a través de los siglos. Hoy en día, la ANCCE cuida la pureza de la raza. Esta asociación organiza el Campeonato Anual para Pura Razas Española, donde los requisitos de las competencias internacionales se sobrepasan cada año.

Jueces profesionales de Pura Raza Española viajan por todo el mundo para examinar oficialmente los sementales y yeguas elegibles y determinar su aptitud para servir como reproductores. Luego de aprobar una inspección inicial, deben aprobar más pruebas, conocidas como “calificación.” Durante estas pruebas oficiales, los animales son juzgados morfológicamente, y en silla. También se someten a radiografías y a plenos exámenes físicos antes de recibir el prestigioso rango de animal Recomendado. Existe un nivel más alto, el “Élite,” pero hasta ahora ningún animal ha logrado alcanzar este nivel.

El Andaluz es un animal versátil que participa en muchas diferentes actividades dentro de las artes ecuestres (Cuadro 6). Además de ser un excelente caballo de silla, el Pura Raza Española se usa ventajosamente en la doma (de alta escuela, clásica, y vaquera); salto; rejoneo, acoso y derribo; enganche; manejo de ganado; corridas de toros; en muchas actividades de campo; y en otras disciplinas ecuestres. El Andaluz fue uno de los primeros caballos usados para la doma clásica y aún compiten ventajosamente en competencias internacionales. La raza tiene una aptitud natural para esta disciplina que es codiciada por sus practicantes. Andaluces han sido utilizados frecuentemente en el cine y han sido destacados en películas tales como Gladiador; Entrevista con el Vampiro; Lara Croft Tomb Raider; Braveheart; la trilogía cinemática El Señor de los Anillos; El Rey Arturo, Primer Caballero; El León, la Bruja, y el Ropero; Las Crónicas de Narnia; y muchas otras.

Figure 6. 

El Andaluz es un animal versátil que participa en muchas diferentes actividades dentro de las artes ecuestres. Crédito: Bob Langrish


[Click thumbnail to enlarge.]

Referencias

ANCCE. 2009. Lm Libro De Méritos De Caballos De Pura Raza Española (L.I.M.P.R.E.). Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española, Sevilla, España.

Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española. Consultado el 28 de noviembre 2011. http://www.ancce.es/.

Chejne A.G. 1980. Historia de España Musulmana. Madrid, España: Ediciones Cátedra.

Forbis J. 1976. The Classic Arabian Horse. New York, NY: Liveright Publishing Corporation.

Hacienda del Sol Andalusians. Consultado el 28 de noviembre 2011. http://www.hds-andalusians.com/.

Llamas, J. 1997. This Is The Spanish Horse. London: J.A. Allen & Co.

Royo, L.J. y colls. 2005. “The Origins of Iberian Horses Assessed via Mitochondrial DNA.” Journal of Heredity 96:663-69.

United States P.R.E. Horse Association.Consultado el 28 de noviembre 2011. http://usprea.com/.

Footnotes

1.

Este documento, AN275, es uno de una serie de publicaciones del Departamento de Ciencias Animales, Servicio de Extensión Cooperativa de la Florida, Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas, Universidad de la Florida. (UF/IFAS). Fecha de primera publicación: noviembre 2011. Revisado octubre 2014. Visite nuestro sitio web EDIS en <http://edis.ifas.ufl.edu>.

2.

María L. Mandina, estudiante de postgrado, Departamento de Ciencias Animales; Jorge R. Rey, profesor, Departamento de Entomología y Nematología, Laboratorio de Entomología Médica de Florida, Vero Beach, FL; Servicio de Extensión Cooperativa de la Florida, Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas, Universidad de la Florida, Gainesville, FL 32611.


The Institute of Food and Agricultural Sciences (IFAS) is an Equal Opportunity Institution authorized to provide research, educational information and other services only to individuals and institutions that function with non-discrimination with respect to race, creed, color, religion, age, disability, sex, sexual orientation, marital status, national origin, political opinions or affiliations. For more information on obtaining other UF/IFAS Extension publications, contact your county's UF/IFAS Extension office.

U.S. Department of Agriculture, UF/IFAS Extension Service, University of Florida, IFAS, Florida A & M University Cooperative Extension Program, and Boards of County Commissioners Cooperating. Nick T. Place, dean for UF/IFAS Extension.