University of FloridaSolutions for Your Life

Download PDF
Publication #FE572

Entendiendo las Tasas de Cambio: Es el Debilitamiento del Dólar Americano—Bueno, Malo o Indiferente para los Agricultores y Negocios Agrícolas en Florida?1

Edward A. Evans2

Introducción

Desde el 2002, el dólar americano se ha debilitado alrededor del 35 por ciento en relación al euro europeo y el yen japonés (Chipello, 2004; Sanger, 2005). Se habla mucho del debilitamiento del dólar americano, pero les debería importar esto a los agricultores en general y al agricultor de Florida en particular? ¿Es el debilitamiento del dólar americano bueno, malo o indiferente para los agricultores y negocios agrícolas en el sur?

Esta publicación explica el concepto de las fluctuaciones en las tasas de cambio, define términos usados comunmente (como el fortalecimiento o debilitamiento del dólar), discute factores que determinan las tasas de cambio, considera las implicaciones potenciales de un dólar débil para los agricultores americanos en general y en particular para los agricultores en el sur de Florida y da algunas sugestiones a cerca de lo que pueden hacer los agricultores para protejerse de las fluctuacions en las tasas de cambio.

¿Qué es la Tasa de Cambio y porqué es Importante?

La tasa de cambio es simplemente el precio de la moneda de un país expresado en términos de la moneda de otro país. En otras palabras, la tarifa por la cual una moneda puede cambiarse por otra. Por ejemplo, la tasa de cambio entre el dólar americano y el yen japonés es 1 dólar = 104 yenes, la proporción por la cual se puede cambiar (vender) 1 dólar por yenes es 1:104 (eso es, por cada dólar que se da se recibe 104 yenes). De lamisma manera, la tasa de cambio entre el dólar y el euro es de 1 dólar = 0.75 euro (eso es, por cada dólar que se da se recibe 0.75 euro). Se debe notar que estas tasas de cambio varían cada día, por lo tanto, las tasas que se dan aquí sirven solo como ilustración. Las tasas de cambio actuales pueden encontrarse en la internet, en las páginas del Consejo de Reserva Federal (Federal Reserve Board): http://www.federalreserve.gov/releases/G5/current/default.htm.

La tasa de cambio es importante porque permite la conversión de moneda de un país en moneda de otro país, facilitando el comercio internacional de bienes y servicios y la transferencia de fondos entre países. También permite la comparación de precios de productos similares en diferentes países. En general, la diferencia de precios entre productos similares determina qué productos se van a comerciar y a que país se van a enviar. Por lo tanto, la tasa de cambio es un factor muy importante que influencia la competitividad de los productos agrícolas y la rentabilidad de los negocios agrícolas.

¿Quién o qué Determina la Tasa de Cambio?

Una gran variedad de factores determina el nivel de la tasa de cambio: el gobierno, fuerzas de oferta y demanda por la moneda de un país en particular, tasas de interés, inflación, la balanza de comercio internacional del país y las expectativas de los consumidores sobre lo que pasará en el futuro.

Aunque una discusión sobre la relación entre los factores mencionados están más alla del alcance de esta publicación (de hecho, algunas de estas relaciones todavía no son conocidas), la discusión se puede simplificar si esta se enfoca en los dos factores principales que afectan la tasa de cambio: el gobierno y las fuerzas de oferta y demanda del mercado.

¿Cómo es que el Gobierno y las Fuerzas del Mercado Influencian el Nivel de la Tasa de Cambio?

Los gobiernos pueden influenciar la tasa de cambio dirctamente o indirectamente. Directamente lo hacen fijando la tasa de cambio. Esto quiere decir que la tasa se mantiene al mismo nivel hasta que el gobierno la cambie. Por ejemplo, desde 1994, China ha fijado su tasa de cambio relativa al dólar americano a 8.28 yuans por un dólar (8.28 yuans = 1 dólar americano). Los gobiernos influencian indirectamente la tasa de cambio a través de las tasas de interés (la cantidad de dinero en circulación) o comprando moneda en la bolsa de divisas (el lugar donde se compran y venden las diferentes monedas).

Además, muchos países, incluyendo los Estados Unidos, Japón y Canadá, fijan tasas de cambio "flexibles" o "flotantes" que cambian cada día e inclusive muchas veces al día, dependiendo en la oferta y demanda. La figura 1 ilustra el cambio del dólar americano con relación al euro europeo en el periodo del 2001al 2004. La pendiente hacia abajo de la linea indica un debilitamiento del dólar americano.

Figure 1. 

Tasa de cambio del dólar americano con relación al ero, 2001-2004.


[Click thumbnail to enlarge.]

En general, cuando la tasa de cambio se incrementa (eso es, una unidad de su dinero vale más en moneda extranjera que anteriormente), se dice que la moneda se ha valorizado o incrementado en su valor (revaluada). Por ejemplo, asumiendo que la tasa de cambio entre el dólar americano y el yen japonés cambia de 1 dólar = 104 yenes a 1 dólar = 110 yenes. Esto indicaría que el dólar se ha valorizado. De lo contrario, si la tasa de cambio cambiara a 1 dólar = 100 yenes, el dólar se habría depreciado, debilitado o bajado de valor (devaluado) porque ahora usted recibiría menos yenes por cada dólar que cambia.

Un incremento en la demanda por la moneda de un país en la bolsa de divisas generalmente incrementa el valor de su moneda. Por ejemplo, un incremento en la demanda por las exportaciones americanas se traduciría en un dólar más fuerte porque otros países demandarían más dólares americanos para poder pagar por este incremento en bienes y servicios. De la misma manera, extranjeros que quieran invertir o pagar deudas en los Estados Unidos provocarían un incremento en la demanda por dólares, lo que resultaría en una valorización del dólar americano. Por supuesto, lo contrario también es verdadero. Factores que incrementan la oferta o disminuyen la demanda de la moneda de un país en la bolsa de divisas causan un debilitamiento o desvalorizacion de su moneda. Estos factores son, por ejemplo, el deseo de los consumidores y negocios americanos de comprar bienes y servicios extranjeros o de transferir dinero o pagar deudas en el extranjero.

¿Cual es el Impacto que Tienen las Fluctuaciones en las Tasas de Cambio?

Como se mencionó anteriormente, fluctuaciones en las tasas de cambio, a corto plazo, afectan la demanda y la oferta de bienes y servicios y la competitividad de la agricultura americana. El fortalecimiento o valorización del dólar americano hace que los importadores en otros países paguen más por los dólares que usan para comprar bienes y servicios americanos. Un dólar fuerte que hace que los precios que pagan los países importadores sean más altos causa una disminución en la demanda por bienes y servicios americanos en el extranjero. Este fortalecimiento también causa que los precios domésticos en los Estados Unidos bajen y también incrementa el número de bienes y servicios en el mercado doméstico. Esto puede afectar seriamente la rentabilidad de las empresas, especialmente cuando los margenes de ganacias son pequeños. Sin embargo, cuando el dólar americano es fuerte, los consumidores y negocios americanos pueden comprar bienes y servicios extranjeros a precios más bajos (por ejemplo, 1 dólar americano = 104 yenes). Esto fomenta la importación de bienes y servicios extranjeros porque los importadores americanos pueden pasar los ahorros en costos a los consumidores americanos. Por lo general, los consumidores americanos se benefician cuando el dólar es fuerte. En general, mientras que un dólar fuerte hace nuestros bienes y servicios menos competitivos en el extranjero y en casa, lo que podría afectar negativamente la rentabilidad del negocio agrícola, también hace que los productos importados del extranjero sean más baratos y nuestros productos (localmente producidos) menos competitivos en el mercado doméstico. Esto alienta las importaciones y desalienta las exportaciones.

Por otro lado, cuando el dólar se debilita o desvaloriza, los extranjeros pagan menos por el dólar americano y los consumidores y negocios americanos pagan más por cada unidad monetaria extranjera. Esto tiene un efecto contrario al de la valorización del dólar. Un dólar americano débil disminuye los costos e incrementa la demanda de los bienes y servicios en el extranjero. Una mayor demanda en el exterior por los bienes y servicios americanos provoca un incremento en los precios domésticos y en las ganancias. Sin embargo, un dólar débil significa que los importadroes americanos tienen que pagar más por cada unidad de moneda extranjera lo que aumenta el precio que los consumidores americanos tienen que pagar por los bienes y servicios extranjeros. Esto a su vez podría causar que la demanda por bienes y servicios importados disminuya. En esta situación, bienes y servicios producidos localmente tienen una mejor oportunidad para competir con los productos importados. En general, mientras que un dólar débil hace que nuestros productos sean más competitivos en el extranjero y en el mercado interno, lo que podría afectar positivamente la rentabilidad de la finca, también hace que los importados sean más caros, y que nuestros productos sean más competitivos en el mercado doméstico porque un dólar débil desalienta las importaciones.

¿Por qué es Importante la Tasa de Cambio para la Agricultura de los Estados Unidos y de Florida?

El comercio agrícola internacional es muy importante para la economía de la agricultura americana porque aproximadamente 25 por ciento del ingreso bruto en efectivo de las fincas proviene de las exportaciones. De acuerdo al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la agricultura es dos veces más dependiente de los mercados extranjeros que el resto de la economía americana. Cerca del 50 por ciento del trigo producido en los Estados Unidos se exporta al extranjero, seguido por 33 porciento de soya, tabaco y algodón y 20 por ciento del maíz producido. Cada vez más, frutas, hortalizas y productos animales se están haciendo dependientes de los mercados extranjeros (USDA). Por ejemplo, entre 1991 y el 2003, el valor de exportación de frutas y hortalizas se incrementó en un 55 por ciento, de 4.4 a 6.8 millones de dólares americanos.

Un dólar americano débil hace que las exportaciones americanas de productos agrícolas sean más competitivos en el extranjero y en los mercados domésticos porque hace que los productos importados sean más caros, haciendo que los productos producidos domésticamente tengan una mejor oportunidad para competir con los productos importados. Esto quiere decir que mientras dólar americano débil tiene efectos positivos en el sector agrícola, un dólar americano fuerte tiene un efecto opuesto (porductos agrícolas americanos pierden mercado a los productos extranjeros).

Aunque Florida no es considerado como un gran estado exportador de productos agrícolas cuando se le compara con Estados como Iowa, Indiana, Illinois, o California, está empezando a jugar un papel importante en el ingreso bruto de los productores. Al momento, aproximadamente 17 por ciento ($1.2 mil millones) del ingreso bruto en efectivo de las fincas de Florida proviene de las exportaciones. Frutas y hortalizas forman la mayor parte de las ventas al extranjero (62.4 por ciento). Como la mayor parte de los agricultores americanos, los agricultores de Florida se benefician cuando menos de dos maneras cuando el dólar americano es débil:

  1. Un dólar americano débil aumenta la demanda de productos que se exportan, lo que podría incrementar los ingresos domésticos.

  2. Un dólar americano débil aumenta el precio de los productos importados, lo que permite a los productos producidos localmente mejores oportunidades para competir en el mercado local.

La respuesta a la pregunta de que si es bueno para los agricultortes americanos y de Florida un dólar americano débil es obvia: es bueno. Sin embargo, hay una advertencia. Aunque es verdad que en general un dólar americano débil beneficia a los agricultores y negocios agrícolas locales, un descenso brusco o una debilidad continua en el valor del dólar americano podría ser malo para la agricultura americana y de Florida. La manera más obvia de comprender esto es ver que un dólar americano débil aumenta el costo de las materias primas que se importan (por ejemplo, energía y fertilizantes) par ser usados en el proceso de producción. Un incremento en los gastos de energía (por ejemplo, mayor precio del petroleo extranjero), debido al dólar americano débil, podría erosionar cualquier ganacia que los agricultores americanos y de Florida reciban. Una desvalorización aguda del dólar americano podría causar que el gobierno americano incremente las tasas de interés para controlar la inflación, lo que podría encarecer el costo del capital y causar daños a la comunidad agraria. Si bién un dólar americano débil es bueno hasta cierto punto, más allá podría resultar malo para los agricultores. La moraleja es: demasiado de algo bueno es bueno para nada.

¿Hay Algo que los Agricultores Pueden Hacer para Beneficiarse de las Fluctuaciones en las Tasa de Cambio?

Como se discutió anteriormente, fluctuaciones en las tasas de cambio pueden beneficiar o dañar a los agricultores. Todos los agricultores, especialmente aquellos que dependen de los mercados extranjeros, necesitan entender las tasas de cambio e implementar medidas para protejerse. Mientras que no hay mucho que los agricultores pueden hacer para influenciar la dirección de las fluctuaciones en las tasas de cambio, hay algunas cosas que los agricultores y los negocios agrícolas pueden hacer para protejer sus intereses de los vaivenes de la tasa de cambio:

  • Explorar las posibilidades de compra y venta de productos y divisas en mercados futuros en y en mercados de opciones.

  • Vender por anticipado productos a países extranjeros y comprar por anticipado los insumos cuando usted crea que las tasas de cambio se van a debilitar (declinar en valor).

  • Si es posible se debe retrasar la venta anticipada de productos al exterior y la compra de insumos cuando haya la posibilidad de que la tasa de cambio se va a fortalecer (ganar en valor).

  • En algunos casos, tendría más sentido hacer los contratos en dólares americanos en lugar de moneda extranjera. Este sería el caso en el que usted está comprando insumos del extranjero y cree que hay la posibilidad de que el dólar americano se va a debilitar o que la moneda extranjera se va a fortalecer.

  • Comprar por anticipado divisas si usted cree que hay posibilidades de que la tasa de cambio se debilite.

Información Disponible en la Internet

Hay información en la página de Liberación Estadística de la Reserva Federal (Federal Reserves Statistical Release): http://www.federalreserve.gov/releases/h10/update.

Referencias

Chipello, C. 2004. Dollar's Slide Leaves Global Impact. The Wall Street Journal. Miércoles, 29 de Diciembre.

Sanger, D. 2005. U.S. Faces More Tension Abroad as Dollar Slides. The New York Times, 25 de Enero.

USDA. 2005. Importance of Trade for Agriculture. Factsheet, FAS Online, http://www.fas.usda.gov/ustrade.asp

Footnotes

1.

Este documento, FE572, es uno de una serie de publicaciones del Food and Resource Economics, Servicio de Extensión Cooperativa de la Florida, Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas, Universidad de la Florida (UF/IFAS Extension). Fecha de primera publicación: septiembre 2005. Repasado mayo 2009. Revisado septiembre 2018. Visite nuestro sitio web EDIS en <http://edis.ifas.ufl.edu>.

2.

Edward A. Evans, profesor asistente, Departamento de Food and Resource Economics, UF/IFAS Tropical Research and Education Center, Homestead, FL 33031.


The Institute of Food and Agricultural Sciences (IFAS) is an Equal Opportunity Institution authorized to provide research, educational information and other services only to individuals and institutions that function with non-discrimination with respect to race, creed, color, religion, age, disability, sex, sexual orientation, marital status, national origin, political opinions or affiliations. For more information on obtaining other UF/IFAS Extension publications, contact your county's UF/IFAS Extension office.

U.S. Department of Agriculture, UF/IFAS Extension Service, University of Florida, IFAS, Florida A & M University Cooperative Extension Program, and Boards of County Commissioners Cooperating. Nick T. Place, dean for UF/IFAS Extension.