University of FloridaSolutions for Your Life

Download PDF
Publication #FCS7212-Span

¿Qué Es una Granja Apoyada por una Alianza de Consumidores?1

Christine Kelly-Begazo, M. E. Swisher, y Rose Koenig2

Figure 1. 
[Click thumbnail to enlarge.]

Resumen

Este boletín explica el concepto de una granja apoyada por una alianza de consumadores, una forma de producción en la cual el consumidor se alía directamente con el agricultor para asegurar la producción de sus propios alimentos (Community Supported Agriculture o CSA en inglés). Aquí se describen los pasos exigidos para desarrollar una alianza de este tipo.

La Granja Apoyada por una Alianza de Consumidores

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), una granja apoyada por una alianza de consumidores es una comunidad de individuos o familias que se comprometen apoyar a un agricultor de tal manera que la granja vuelva la responsabilidad de todos—sea legalmente o en espíritu. El agricultor y los consumidores se apoyan y comparten los riesgos y los beneficios asociados con la producción de alimentos. Hay bastante otras definiciones de este concepto. Kelley, Kime y Harper (2013), autores de Community Supported Agriculture (CSA), definieron que un CSA es “un concepto diseñado para alentar relaciones entre consumidores y productores y para que los consumidores ser mejor erudito sobre la manera en que sus alimentos son producidos.” Los consumidores se comprometen proveen apoyo directo y en anticipación para los productores locales quienes producen sus alimentos. Los agricultores se comprometen hacer todo lo posible para proveer alimentos de suficiente cantidad y calidad para llenar las necesidades y expectaciones de los consumidores y educar los consumidores sobre su metodología de producir alimentos. Elizabeth Henderson, autor de Sharing the Harvest, explica que una granja de este tipo es “una conexión entre un agricultor local y las personas que consumen los alimentos producidos por él.” Robyn Van En dice que es una relación muy sencilla: “agricultores + consumidores + compromiso común = alianza con posibilidades sin límites.” (p.3). Productores alimentan la gente, y la gente comparten en los riesgos y en la abundancia potencial de la cosecha. (Henderson & Van En, 2007). Hay varios tipos de organización. “Por un lado existe la alianza que requiere que todos los miembros participan en el trabajo en la granja como obligación. Por otro lado, existe el tipo que se base en una 'subscripción,' en el cual el agricultor y sus empleados se encargan de la producción y los miembros reciben una cantidad fija de alimentos cada semana. La mayoría de las granjas apoyadas por una alianza de consumidores son de tipo intermedio; los miembros trabajan en la finca en ocasiones especiales, apoyan distribuir los productos, o pagan una parte del costo de ser miembro por trabajo.

¿Cómo Difiere de la Venta por Subscripción?

Hay dos diferencias principales entre la venta por subscripción y la formación de una alianza de consumidores y agricultores. Los dos exigen que el consumidor paga en adelante para los productos alimenticios, antes de la cosecha, pero las obligaciones del agricultor varían en los dos casos. En el caso de venta por subscripción, el granjero es obligado entregar una cantidad fija de alimentos a sus clientes. El cliente no tiene ningún riesgo de no recibir los alimentos. Al contrario, el miembro de una alianza de consumidores comparte los riesgos asociados con la producción agropecuaria con el agricultor. El agricultor no tiene ninguna obligación de entregar una cantidad fija de alimentos. Su obligación es sencillamente hacer lo posible para producir una buena cosecha. Además, los dos difieren en cuanto a sus fines. La venta por subscripción es un tipo de mercadeo. Es probable que los clientes tengan mayor confianza con el agricultor que el cliente típico de un supermercado o un mercado de agricultores—se muestra esta confianza en su voluntad de pagar en adelante para los alimentos. Sin embargo, a base la relación entre el cliente y el agricultor es una relación económica. La confianza entre los agricultores y los consumidores en una alianza se base en los intereses y valores que se comparten. Es algo más que una sencilla relación económica; es una relación social basada, en parte, en una filosofía común del valor de la producción agropecuaria en la vida no solamente de granjeros, sino de consumidores.

Historia

El desarrollo de granjas apoyadas por alianzas de consumidores empezó en Japón y Europa. El concepto se introdujo en los Estados Unidos in 1986. Actualmente existen aproximadamente 1,000 granjas de este tipo en el país. Indian Line Farm en Massachusetts y Temple-Wilton Community Farm en New Hampshire fueron las primeras granjas que adoptaron esta estrategia en los Estados Unidos en 1986.

Cuatro Modelos

Hay cuatro modelos básicos de granjas apoyadas por consumidores. Mary Holz-Clause los define como lo siguiente:

  1. Suscripción o manejado por el productor—el productor organice la CSA y hace casi todos de las decisiones de la finca. El suscriptor no está muy involucrado en la finca. Este tipo de CSA es convirtiendo rápidamente a lo mas común.

  2. Manejado por el suscriptor o consumidor—Consumidores organicen la CSA y contractaren el productor para que siembra lo que quieren ellos. Los consumidores hacen la mayoría de las decisiones. Este ejemplo es muy común en el nordeste.

  3. Cooperativa de productor—Esta CSA esta manejado por el productor(es) y compartan sus recursos para el cliente.

  4. Cooperativa da productor y consumidor—El productor y el consumido juntos son los dueños de la tierra y otros recursos, y trabajan juntos para producir los alimentos.

Según Bruch y Ernst (2010), aun una CSA puede tomar diferentes formas, “la mayoría ofrece a sus miembros unas provisiones, y otros productos de la finca, frescos, locales, con un precio competitivo, y una relación directa con el productor produciendo sus alimentos. Esto da la oportunidad al consumido a aprender sobre agricultura y ecosistemas locales, y una conexión de construcción comunitaria con productores y otros miembros de la CSA" (p. 2).

¿Por qué los Consumidores Participan en estas Alianzas?

Los consumidores tienen razones diferentes para participar en una alianza. Algunos prefieren los alimentos producidos localmente. Se reducen los costos y los daños ocasionados por el transporte de productos frescos sobre largas distancias. Además, el dinero pagado para los productos se invierte en la comunidad local. Otra razón importante para muchos consumidores es la habilidad de conseguir productos alimenticios no disponibles en los supermercados, tales como productos de poca demanda o aquellos que se dañan fácilmente por el transporte. Consumidores participan porque quieren apoyar a los agricultores locales, obtener productos frescos y de alta calidad, reducir el costo de los alimentos y preservar el paisaje rural y el medio ambiente. Para muchos consumidores, la relación directa con la producción agropecuaria es también de alta importancia. Les gusta entender cómo se producen sus alimentos.

El Establecimiento de una Alianza

Según Henderson y Van En (2007), la decisión de establecer una alianza entre consumidores y agricultores es “un proceso llevado a cabo por un grupo dedicado de consumidores quienes quieren compartir los riesgos y los beneficios de la producción agropecuaria con los granjeros. Como el agricultor tiene un mercado asegurado para sus productos e ingresos ciertos, él puede fijarse en la producción de alimentos de alta calidad y la protección de la tierra. Los miembros disfrutan de los alimentos más frescos, más sabrosos y más nutritivos que se han gustado en toda la vida, como si tuviesen sus propios huertos, pero con mucha menos labor" (p. 33). Los agricultores experimentados, quienes ya tienen su terreno y maquinaria y han desarrollado un grupo de clientes fieles, lo encuentran más fácil formar una alianza con consumidores. Los agricultores jóvenes 0 de poca experiencia encuentran mayores retos. Sin embargo, muchos agricultores por todo el país han logrado éxito en establecer alianzas con consumidores (Henderson & Van En, 2007).

No existe una “receta” para el establecimiento de una alianza de consumidores y agricultores. No obstante, se puede notar unos pasos fundamentales para el éxito.

  1. Organización inicial de un grupo sólido de partidarios

Una sola persona no puede desarrollar una alianza exitosa, ni el agricultor más experimentado, ni el consumidor más dedicado. La identificación de un pequeño grupo de individuos dedicados al concepto de establecer una alianza es crítica. En algunos casos, son los consumidores que empiezan el proceso, en cual caso ellos tienen que identificar uno o más agricultores dispuestos a participar en la alianza. En otros casos, la idea surge del agricultor. En cualquier caso, el punto clave es encontrar una media docena de personas dispuestas a invertir el tiempo y esfuerzo necesarios para hacer una realidad de la alianza.

2. Estructura y responsabilidades

En los Estados Unidos, la mayoría de las granas apoyadas por alianzas de consumidores se basen en granjas existentes. Hay relativamente pocos casos en este país en los cuales los miembros mismos son los dueños de la granja y lo manejan directamente. Obviamente, el tercer modelo de organización requiere altos niveles de consonancia entre los miembros de la alianza. Sin embargo, casi todas las alianzas tienen un grupo central o un núcleo de miembros (elegidos o auto-seleccionados por su interés) quienes asumen mucha de la responsabilidad para el manejo de la alianza. Se requiere un entendimiento cierto de las obligaciones y responsabilidades de todos los miembros y especialmente de las del agricultor y del núcleo. Generalmente, el agricultor mismo prefiere hacer las decisiones cotidianas. No obstante, es necesario llegar a un acuerdo en cuanto a muchos otros factores. ¿Quién decidirá qué sembrar? ¿Quién decidirá la cantidad de alimentos proveídos a cada miembro? ¿Cómo se comunicarán los miembros? ¿Quién organizará las reuniones del grupo? ¿Cómo se repartirán los productos y quién tendrá la responsabilidad para hacerlo, el agricultor, el grupo central, o los miembros mismos? Sin una buena repartición de las responsabilidades y del trabajo, se desarrollan las quejas y la alianza se vuelve una complicación más en la vida, tanto para el agricultor como para los consumidores.

3. Reclutamiento de miembros

Las alianzas exitosas generalmente empiezan en pequeña escala. Plowshares de Gainesville, Florida, empezó con unos 20 miembros, por ejemplo. Como cualquiera otra organización, una alianza de este tipo encuentra retos y problemas inicialmente. Es mucho más fácil resolverlos cuando el grupo es pequeño. El reclutamiento inicial es casi siempre por contacto personal. Los clubes sociales, las iglesias, y las empresas son fuentes de nuevos miembros. Sobre tiempo, la alianza crece naturalmente si se logra producir alimentos de alta calidad para sus miembros.

¿Qué es que el agricultor necesita saber?

Como el proveedor de una buena parte de los alimentos para muchas familias, el agricultor tiene que producir una diversidad de productos. La mayoría de las alianzas se enfocan en la producción hortícola, pero también existen algunas enfocadas en la producción pecuaria. En ambos casos, los miembros de la alianza dependen del agricultor para llenar la mayoría de sus necesidades. Obviamente, no quieren consumir la misma comida todos los días y una de las quejas más comunes de los consumidores en estos grupos es que la variedad de alimentos no es suficiente. Es altamente importante ofrecer a los consumidores una variedad de productos cada semana y de variar los productos a lo largo del año. En general, los consumidores también buscan alta calidad y alimentos novedosos. El agricultor exitoso identifica fuentes de cultivos nuevos y variedades con calidades especiales, tales como un color diferente (la papa morena) o un sabor particular (las viejas variedades de tomate). Así, se puede mantener el interés de los consumidores y evitar el problema de perder miembros.

Las otras habilidades son de igual importancia. La constancia de la producción y la distribución es de primordial importancia para los miembros del grupo. Aunque los consumidores comparten los riesgos con el agricultor, el agricultor tiene la responsabilidad de proveer los alimentos con regularidad. En la mayoría de las alianzas, es el agricultor que tiene la principal responsabilidad para la coordinación de las actividades cotidianas de la alianza, incluyendo la mano de obra de los miembros y la repartición de los alimentos. También es normal que el agricultor se encarga de la planificación, incluyendo el desarrollo del presupuesto y el manejo de las cuentas de la granja. Aunque la alianza se base en la confianza entre los miembros, el agricultor tiene que preocuparse por muchos asuntos legales, tales como seguros. Además, el agricultor exitoso es generalmente una persona con buena experiencia en el mercadeo y una persona que se lleva bien con otros, capaz de mantener buenas relaciones humanas.

La Junta Directiva

El núcleo de cualquiera alianza es la junta directiva. Este grupo, que incluye consumidores y el agricultor, es responsable para el manejo de sistema de producción y la repartición de alimentos. La junta directiva es elegida en algunos casos, pero muchas veces es auto-seleccionada, basada en el interés y el tiempo disponible a los miembros. Generalmente, la junta directiva tiene seis responsabilidades principales:

  • Decidir cuales cultivos el agricultor debe sembrar

  • Determinar el costo de participación y cuando se debe pagar

  • Seleccionar uno o más agricultores (si no hay un agricultor en el grupo original)

  • Si es necesario, buscar el terreno para la granja

  • Asignar responsabilidades a los demás miembros

  • Decidir cómo distribuir los alimentos

Las actividades de la junta directiva de Plowshares en Gainesville, Florida, son típicas. La junta se encuentra cada mes. Se revisan las actividades agrícolas y las cuentas del grupo. Los miembros de la junta divulgan un folleto que describe la alianza y una carta informativa para los miembros, organizan actividades especiales tales como festivales y manejan el reclutamiento de miembros y la organización general del grupo.

En muchas alianzas, los diferentes miembros de la junta asumen responsabilidades específicas. Muchas alianzas identifican un coordinador de socios y un tesorero. El coordinador de socios asegura la comunicación entre el agricultor y los miembros, incluso hacer notar inquietudes y problemas. Se encarga de la correspondencia del grupo y generalmente toma la responsabilidad para la colecta de las cuotas. El tesorero maneja las cuentas del grupo. Generalmente esta persona recibe las cuotas recogidas por el coordinador de socios, las registra y deposita en el banco y al fin distribuye la capital al agricultor. Otros puestos comunes incluyen los coordinadores de comunicaciones, de voluntarios y de actividades sociales. Muchas alianzas donan alimentos a familias pobres. En unos casos, es una donación semanal. En otros casos, se donan los alimentos que los miembros no recogen (cuando están en vacaciones, etc.). Por lo tanto, unas alianzas también identifican un coordinador y de apoyo para familias de pocos recursos.

Los Fundamentos

Costo. El costo de ser miembro de una alianza varía mucho y se base en muchos factores, entre otros los costos de producción, el valor de los alimentos en los supermercados, la cantidad de alimentos proveídos al consumidor cada semana y la temporada productiva cada año. Unas alianzas ofrecen precios reducidos para familias humildes. Otras permiten a los miembros pagar una parte de la cuota con mano de obra.

Diversificación de Productos. Es casi imposible que una sola granja produce todos los productos que los miembros de una alianza quieren recibir. Por lo tanto, unas alianzas complementan los alimentos producidos en la granja con otros obtenidos de otras fuentes, lo cual aumenta la diversidad de productos disponibles a los miembros y reduce el riesgo de quedarse sin alimentos en caso de una situación improvista. Sin embargo, también hay desventajas, incluyendo mayor mano de obra, mayores gastos y complicaciones en el manejo de las cuentas. Otros grupos ofrecen mayor diversidad a sus miembros por medio de distribuir los alimentos en localidades donde otras comidas son disponibles, tales como un mercado del agricultor o una cooperativa.

Distribución. Es normal distribuir los alimentos semanalmente. Muchas alianzas distribuyen los alimentos dos días a la semana para ofrecer mayor flexibilidad a los miembros. Kelley et al. (2013) recomiendan varios lugares parar que los miembros recolectan sus alimentos. Pueden recogerlo de la finca misma mercados de productores, cooperativos de alimentos, iglesias, parques centrales, entrega a domicilios, por el correo y tiendas de productos naturales.

Pago por Mano de Obra. Unas alianzas permiten que los miembros pagan una parte de la cuota por mano de obra. Antes de decidir si esta política es apropiada para una alianza, se debe considerar tanto las necesidades del agricultor y de la alianza como aquellas de los miembros. Unos agricultores prefieren no tener muchos trabajadores en sus granjas por varias razones, incluso la responsabilidad legal. En muchos casos los consumidores consisten principalmente de familias en las cuales los dos padres trabajan tiempo completo y no tienen el tiempo disponible regularmente para trabajar en la finca. Es importante establecer claramente el valor de la mano de obra si se decide permitir pago por mano de obra para evitar malentendidos.

Voluntarios. Muchas alianzas ocupan de voluntarios ocasionalmente o con regularidad. El papel de los voluntarios varía mucho, desde mano de obra para las actividades productivas hasta apoyo en ocasiones especiales, tales como festivales. Se debe pensar bien antes de aceptar voluntarios. ¿Cuántos se necesitarán? ¿Cuándo? ¿Habrá responsabilidades legales asociadas con su presencia en la finca? ¿Se permitirán los jóvenes de menos de 18 años trabajan en la granja? ¿Si se permiten, se necesitará supervisión por adultos?

Reclutamiento y Retención de Miembros. Un folleto o boletín que describe la alianza es fundamental para el reclutamiento. El folleto debe indicar el costo de ser miembro, cuando se debe pagar, cuando y donde se puede recoger los alimentos, la temporada productiva y una aproximación de la cantidad de alimentos que el consumidor puede esperar cada semana. También se debe describir la granja, los métodos de producción (orgánica, por ejemplo) y los alimentos producidos en cada época del año. La mayoría de los folletos incluyen el formulario que se debe entregar para hacerse miembro y una descripción de otros aspectos interesantes de la alianza, tales como festivales o actividades sociales. Siempre se perderán unos miembros, pero es importante contactar los miembros que abandonan la alianza para saber las razones para desligarse de la alianza. Además, si se sabe el número de miembros que se pierden cada año, es más fácil desarrollar una estrategia de reclutamiento para mantener un número constante de miembros.

Comunicación con los Miembros. Es absolutamente necesario mantener la comunicación con los miembros del grupo. La mayoría de alianzas hacen una encuesta de los miembros cada año, generalmente al fin de la temporada productiva, aunque algunas hacen dos encuestas, una durante la temporada y otra al fin. Casi siempre se incluyen preguntas sobre la cantidad y calidad de los alimentos ofrecidos, las preferencias de los consumidores en cuanto a los alimentos presentados y sus opiniones del provecho de ser miembro. Además que encuestas formales, la junta directiva siempre debe mantener contacto directo con los miembros y escucha bien sus opiniones e inquietudes. Muchas alianzas divulgan una carta informativa, una buena media de comunicación regular con los miembros. Es necesario determinar la frecuencia de publicación y quienes se encargarán de publicarla. Otra opción atractivo para la diseminación de información de la CSA es el boletín informativo por correo electrónico.

Responsabilidades Legales. Henderson y Van En (2007) describen las responsabilidades legales relacionadas al desarrollo de una alianza: “La mayoría de alianzas están asegurados por la responsabilidad civil. Este tipo de seguro puede ser muy costoso si se lo compra por aparte, pero se reduce el costo cuando se lo incluye como un elemento en una póliza total para una granja. Se debe intentar conseguir una póliza que permite pagar una cuota fija y específica para gastos medicales sin tener que presentar una demanda a un tribunal. Las alianzas que permiten a los miembros trabajar en la granja afrontan riesgos legales adicionales y se debe conseguir una póliza que incluye protección para estos tipos de actividades. Se puede reducir el costo de este tipo de seguro si se evite el uso de plaguicidas sintéticas y si los miembros no utilizan maquinaria o escaleras y no se montan en caballos. Generalmente la póliza permite a los miembros utilizar herramientas y participar en la cosecha. En todo caso, siempre se debe tener un botequín de emergencia fácilmente disponible” (p. 131).

Henderson y Van En (2007) también hablan de la structura legal de las alianzas: “Las alianzas utilizan una variedad de estructuras legales. Cada grupo debe identificar la forma más apropiada para sus condiciones. Algunas alianzas son consideradas como la propiedad de un individuo o una sociedad en comandita; es decir, tanto la granja como la alianza, considerada como un negocio, son la propiedad del agricultor. Otros grupos distinguen entre el propietario de la granja o de la tierra y él del negocio o alianza. Un individuo, una sociedad en comandita o una sociedad anónima puede ser el dueño de la tierra, mientras que la alianza se constituye una entidad no incorporada o una sociedad anónima sin fines de lucro. Los agricultores también pueden organizarse en grupos para formar cooperativas, la mayoría de las cuales son sociedades anónimas. No hay una estructura única dictada por la ley en cuanto a la forma legal para cooperativas de consumidores; por lo tanto los consumidores tienen la oportunidad de cambiar la estructura de la alianza para mejor cumplir con sus propios fines... Cada estructura legal tiene ventajas y desventajas. Los detalles legales varían en los diferentes estados [de los EEUU]” (p. 126).

Integración en la Comunidad. La filosofía de las alianzas de este tipo enfatiza la importancia de participar en la comunidad y especialmente en los programas sociales locales. Cada grupo tiene que identificar las oportunidades de integrarse en la vida comunal que se cumplen mejor con los objetivos y metas del grupo.

Recursos

Agricultural Marketing Resource Center—http://www.agmrc.org/

Appropriate Technology Transfer for Rural Areas (ATTRA)—http://www.attra.org

Alternative Farming Information Center National Agriculture Library Research Service—https://afsic.nal.usda.gov/ http://www.nal.usda.gov/afsic

Biodynamic Association—http://www.biodynamics.com

Sustainable Agriculture Network—http://www.sare.org

The Center for Sustainable Living—Robyn Van En Center—http://www.wilson.edu/robyn-van-en-center

Southern Sustainable Agriculture Working Group—http://www.ssawg.org

University of Tennessee Extension—https://extension.tennessee.edu/Pages/default.aspx

Libros y Boletines

Cornell University. (2005) Growing for Market: News and Ideas for Market Gardeners, Volumes 14–15. Fairplain Publications.

Groh, T., & McFadden, S. (1997). Farms of Tomorrow Revisited: Community Supported Farms, Farm Supported Communities. Kimberton, PA: Biodynamic Farming and Gardening Association.

Madison Area Community Supported Agriculture Coalition. (2004). From Asparagus to Zucchini: A Guide to Cooking Farm Fresh Seasonal Produce, Third Edition. Madison Area Community Supported Agriculture Coalition.

The Community Farm. (2010). CSA. The Community Farm. Retrieved from http://tcf.itgo.com/about.html.

Referencias

Bruch, M. L. & Ernst, M. D. (2010). A Farmer’s Guide to Marketing through Community Supported Agriculture (CSAs). University of Tennessee. Institute of Agriculture. Retrieved from https://utextension.tennessee.edu/publications/documents/pb1797.pdf

Henderson, E., & Van En, R. (2007). Sharing the Harvest: A Citizen’s Guide to Community Supported Agriculture, Second Edition. White River Junction, VT: Chelsea Green Publishing Company.

Holz-Clause, M. (2009). Understanding Community Supported Agriculture. Iowa State University. Retrieved from http://www.agmrc.org/business-development/operating-a-business/direct-marketing/articles/understanding-community-supported-agriculture/.

Kelley, K. M., Kime, L. F., & Harper, J. K. (2013). Community Supported Agriculture (CSA). Penn State Extension. Retrieved from http://extension.psu.edu/business/ag-alternatives/marketing/community-supported-agriculture-csa

USDA Sustainable Agriculture Network (2006). Marketing strategies for farmers and ranchers. SAN Publication no. 12/06. Washington, D.C.: Sustainable Agriculture Network.

Footnotes

1.

Este documento, FCS7212-Span, es uno de una serie de publicaciones del Family Youth and Community Sciences, Servicio de Extensión Cooperativa de la Florida, Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas, Universidad de la Florida (UF/IFAS). Fecha de primera publicación: El septiembre de 2003. Repasado el septiembre de 2006. Revisado el enero de 2016. Visite nuestro sitio web EDIS en <http://edis.ifas.ufl.edu>.

2.

Christine Kelly-Begazo, county Extension director and agriculture agent III, UF/IFAS Extension Indian River County, Vero Beach; M.E. Swisher, associate professor, Department of Family, Youth and Community Sciences; and Rose Koenig, associate director, program development, UF/IFAS Global International Programs; UF/IFAS Extension, Gainesville, FL 32611.


The Institute of Food and Agricultural Sciences (IFAS) is an Equal Opportunity Institution authorized to provide research, educational information and other services only to individuals and institutions that function with non-discrimination with respect to race, creed, color, religion, age, disability, sex, sexual orientation, marital status, national origin, political opinions or affiliations. For more information on obtaining other UF/IFAS Extension publications, contact your county's UF/IFAS Extension office.

U.S. Department of Agriculture, UF/IFAS Extension Service, University of Florida, IFAS, Florida A & M University Cooperative Extension Program, and Boards of County Commissioners Cooperating. Nick T. Place, dean for UF/IFAS Extension.